emb_italia
Bienal de Venecia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Embaveneit 20-04-2015   
Lunes, 20 de Abril de 2015 11:33

pabellon 1 

 

I.LA BIENAL DE VENECIA

La Bienal de Venecia nace por iniciativa del poeta y comediógrafo italiano Riccardo Selvatico, alcalde de Venecia entre 1890 y 1895, quien decide en la reunión de la junta municipal del 19 de abril de 1893, llevar a cabo una exposición bienal artística nacional para el año 1894. De esta manera se organiza una exposición compuesta por artistas y prestigiosos intelectuales no solo italianos y se prevé invitar a través de las representaciones diplomáticas artistas extranjeros de todo el mundo en representación de los diferentes países que serían invitados a participar a través de sus representaciones diplomáticas. De esta manera se procede, en el invierno entre 1894-95, a la construcción  del Palacio de la Exposición en los “Jardines Públicos” (Giardini Pubblici), realizados durante la época napoleónica del Véneto.

La primera Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia se inauguro el 30 de abril de 1895,  tuvo una gran afluencia, cerca de 220 mil visitantes y contó para aquel entonces con la presencia de los reyes de Italia Umberto I y Margherita di Savoia.

II.LOS PABELLONES NACIONALES

El primer Pabellón Nacional fue el de Bélgica, construido en el año 1907,  en los Jardines del Castillo cuyo diseño estuvo a cargo del arquitecto Leone Sneyers.

A partir de allí y a lo largo de todo el siglo XX se expande el proceso de construcción de pabellones de los países participantes. Al pabellón de Bélgica le siguen en el año 1909 los Pabellones nacionales de Hungría, de Alemania y también el de Gran Bretaña, cuyo pabellón fue construido remodelando un edificio ya existente; luego siguieron los de Francia y Suecia  en 1912, ambos diseñados y construidos directamente por la Bienal,  y en 1914 el de Rusia.

Con el movimiento artístico del 1948, la alcaldía de Venecia decidió seguir promoviendo la construcción de más pabellones nacionales a través de la concesión de terrenos a los países participantes, quienes podían construir su pabellón nacional, con la condición de no afectar ningún árbol al interno de “Los Jardines del Castillo de Venecia”. Es así que después de la segunda guerra mundial en 1953, se reanuda el proyecto.

Actualmente el área de los Jardines cuenta  con 29 pabellones nacionales. Mientras que los países que no son titulares de pabellones exponen en otras sedes de la ciudad.  

III.LA BIENAL DE VENECIA EN LOS ULTIMOS AÑOS.

Durante la primera guerra mundial la bienal se suspende. A partir de 1930 cuando la Bienal de Venecia nace como ente autónomo, la iniciativa cultural comienza a dinamizarse, incluyendo otras áreas en sus manifestaciones. Durante el segundo conflicto bélico mundial la Bienal se suspende de nuevo, y se reinicia en 1948.

Con el pasar de los años la Bienal de Venecia se ha dinamizado como iniciativa cultural, hoy en día es el encuentro internacional de arte más antiguo y prestigioso en su género, un evento multidisciplinario: danza, teatro, música y cine creado en 1932 cuyo festival es uno de los más prestigiosos y famosos del mundo. Y la prestigiosa Bienal de Arquitectura que fue inaugurada en 1980. La Bienal de Venecia actualmente se realiza en diversos espacios de la ciudad y se convoca anualmente intercalándose cada dos años entre la de arte y arquitectura. A partir de 1999 se utilizan espacios históricos que han sido recuperados a tal fin como Arsenale, o como el Teatro Verde.

Desde sus inicios la Bienal ha contado con un gran número de visitantes, lo que la ha consolidado como cita inmancable de expertos del área artística, en sus diferentes manifestaciones y de arquitectura. En la edición 2013 contó con casi 500 mil visitantes, consolidándose como la más visitada de Italia.

En los últimos años a la Bienal se han unido nuevas participaciones como por ejemplo La Santa Sede participó por primera vez en la edición 2013 de la Bienal de Venecia con un pabellón inspirado en el relato bíblico del Génesis, o el Instituto Italo Latinoamericano, que desde el 2011 participa en la Bienal de Arte con un pabellón que reagrupa a los 20 países latinoamericanos miembros de dicho instituto.

 

IV. VENEZUELA EN LA BIENAL DE VENECIA

  • Venezuela primer país suramericano en construir un pabellón en la Bienal de Venecia.

El mérito de esta iniciativa se debe fundamentalmente al pintor y arquitecto Graziano Gasparini (venezolano naturalizado, de origen veneciano), quien propuso al gobierno venezolano participar en esta importante exposición de artes visuales a nivel internacional. Durante el gobierno de Pérez Jiménez, y con la venia de José Loreto Arismendi,  Ministro de Educación de Venezuela para el año 1953, se concreta la idea de construir en Venecia un pabellón que originalmente estaría construido por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva, pero éste se encontraba dirigiendo la construcción de la Ciudad Universitaria de Caracas (Universidad Central de Venezuela), motivo por el cual Gasparini sugiere a la presidencia de la República darle en ese mismo año el proyecto del pabellón a su primer profesor de diseño arquitectónico: Carlo Scarpa, arquitecto italiano, quien vivía en Venecia y podía coordinar directamente todo el proyecto.

  • UBICACIÓN DE NUESTRO PABELLÓN:

El Pabellón de Venezuela se encuentra ubicado entre el Pabellón de Suiza y el actual pabellón de Rusia. De esta manera Carlo Scarpa preparó una propuesta que respetara el espacio comprendido entre estos dos pabellones.

El proyecto de Scarpa fue aprobado en enero de 1954, con la condición de terminarlo antes del mes de mayo del mismo año, de manera tal que permitiera a nuestro país participar en la XXVII edición de la bienal.

  • DISEÑO DEL PABELLÓN DE VENEZUELA:

El Pabellón de Venezuela es un referente de la arquitectura de postguerra.

Las principales características espaciales y volumétricas del edificio, fueron proyectadas por Scarpa aprovechando las dimensiones del reducido espacio, y respetando la presencia de los árboles presentes en el área, los cuales no podían ser removidos.

El proyecto de Scarpa describe un pabellón articulado en tres salas, dos de las cuales elevadas en altura. Se accede a través de un espacio al descubierto semejante a un patio, constituido por diferentes plataformas de piedra lavada con escalones de madera.

Continúa con un área cubierta iluminada con luz natural. Dicha área podría ser cubierta según las necesidades a través del desplazamiento de un panel giratorio, constituido por una estructura metálica cubierta por pequeñas tejas de madera quemada en el lado externo y pintado de blanco hacia la parte expositiva.

El primer espacio expositivo del pabellón, definido por Scarpa como “sala de los diseños”, está cubierto por una armadura en cemento armado decorado en relieve y sostenido por seis pares de montantes en acero unidos por enlaces que cumplen también una función decorativa en latón y acero. De la claraboya del techo se filtra la luz solar.

El muro del recinto que da hacia la laguna está apoyado solo sobre tres puntas, dando así la impresión de que esta flotando, presentando cortes decorativos que le dan movimiento.

Paralelamente a este muro hay paneles de alajú  (típico de Siena). Algunos de ellos interrumpidos por vitrales  que se pueden abrir, pintados de blanco y los otros grabados.

Hacia el interior tenemos dos semi-salas con forma de paralelepípedos levantados, en las cuales la luz natural entra a través de vitrales angulares, completamente transparentes alternados con lastras angulares de mármol  colocadas estas de forma vertical.

De esta manera Carlo Scarpa logra incorporar en un espacio cerrado el cielo y la naturaleza como si fueran grandes cuadros vivientes y al interno de la sala mayor incorpora el cielo perturbado, a través de la tinta azul plomo del techo; mientras que, en la sala menor el amarillo intenso hace pensar al sol de la tarde.

Las entonaciones internas de las dos salas fueron realizadas en mármol rústico de color blanco que además de ser neutro refleja la luz. Las paredes externas las diseñó en concreto con granulometría, con el objetivo de decorar. También el muro que separa la sala de los diseños de la sala interna menor fue realizado con los mismos acabados para crear un diálogo entre el espacio interior  y exterior.

Estas dos salas internas están unidas por una marquesina de hierro cubierta por madera empotrada y que se extiende desde el asta de la bandera, estructura que se levanta como un obelisco, hasta la salida trabajada encarabotino” y un panel giratorio que delimita la fuente, en la cual esta insertado un tubo a espiral perforado en el cual surge el surtidor de agua que forman una flor.

  • INAUGURACIÓN DE NUESTRO PABELLÓN:

El pabellón de Venezuela fue definitivamente terminado e inaugurado oficialmente en 1956, en los “Giardini di Castello”, lugar principal donde se celebra la Bienal de Venecia, contando con la presencia del Presidente de la República Italiana de ese momento, Giovanni Gronchi y la participación de una gran representación venezolana. En tal ocasión se mostró  una exposición de pintura venezolana con  obras de los grandes del arte venezolano como fueron Alejandro Otero,  Francisco Narváez, Armando Reverón, Héctor Poleo y Armando Barrios. En tal ocasión Venezuela fue doblemente premiada: Héctor Poleo por la obra Barlovento y Gasparini por Pueblo.

La participación de nuestro país en la Bienal de Venecia se caracterizó en un principio por enviar muestras colectivas de reconocidos artistas venezolanos sin embargo, esto cambió en 1968 cuando se exhibe la primera individual con la obra de Marisol Escobar bajo la curaduría del maestro Carlos Raúl Villanueva. Entre los grandes del arte venezolano que inicialmente han representado a nuestro país destacan: Gasparini, Alejandro Otero, Armando Barrios, Villanueva, Oswaldo Vigas, Clara Diament Sujo, Anna Gradowska, María Elena Ramos, Virgilio Trompiz, Mateo Manaure, Carlos González Bogen, Régulo Pérez, Rafael Monasterios, Oswaldo Vigas, Jesús Soto, Mercedes Pardo, Carlos Cruz-Diez, Roberto Obregón, Miguel von Dangel, son algunos artistas que han conformado la delegación venezolana a lo largo de nuestra participación en la Bienal de Arte y/arquitectura de Venecia.

  • PARTICIPACION RECIENTE  DE NUESTRO PAIS EN LA BIENAL DE VENECIA.

En los últimos años la participación de la República Bolivariana de Venezuela en la Bienal de Venecia ha dado cabida no solo a la expresión artística de famosos y reconocidos cultores de nuestro país, sino también ha querido reconocer el aporte de los artistas jóvenes o menos famosos que poseen una gran calidad artística. Venezuela ha innovado y marcado pauta en relación con las participaciones “clásicas y elitescas” propias de este tipo de eventos, plasmando a través del arte aspectos característicos de la realidad venezolana.

Ello ha dado la oportunidad a jóvenes artistas de representar a nuestro país,  proyectando a nivel mundial  nuestra cultura en espacios que a lo largo de muchos años han sido reservados a grupos restringidos y elitescos.

La participación de Venezuela en los últimos años ha reconocido una realidad colectiva, social, artística y arquitectónica, contribuyendo a proporcionar identidad cultural, urbana, multirracial y heterogénea a toda una escena artística propia de los venezolanos.

 

 

 

 

Última actualización el Jueves, 23 de Abril de 2015 13:59
 

Otras Noticias