emb_italia
Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en la República Italiana
Música venezolana PDF Imprimir E-mail

La música popular tradicional venezolana es al igual que otras formas culturales producto de un largo proceso de mestizaje en el que se han fundido en diversos grados los aportes de indígenas, europeos y africanos. De ese intercambio cultural surgieron nuevas y particulares formas musicales tal como el joropo, mientras otros géneros se hacen criollos conservando las huellas visibles de alguna de aquellas culturas matrices. Por eso, de acuerdo con las características mismas de su conformación, hoy día podemos distinguir en función de la ubicación geográfica, varios tipos de música dentro de nuestra tradición.


En Venezuela existe una variedad de regiones, cada una de ellas con un ritmo musical característico:

Región Central: Aragua, Distrito Federal, Carabobo, Miranda.

Región Centro Occidental: (Falcón, Lara, Yaracuy)

Región Llanera: (Apure, Barinas, Cojedes, Guárico, Portuguesa)

Región andina: (Mérida, Táchira, Trujillo)

Región Nor-Oriental: (Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta, Sucre.

Región Zuliana: (Zulia)

 

1. Región Central: En dicha región destaca el Merengue venezolano, o más específico aún, el Merengue caraqueño, que es (o casi habría que decir "fue") muy superior al dominicano, pero se quedó en Caracas, en tanto que el dominicano se conoce en el mundo entero. Ambos, el caraqueño y el dominicano, provienen de la Contradanza española modificada especialmente por los esclavos africanos. La otra forma musical caraqueña fue el Paso Doble, hoy también desaparecido, y que no era una copia del madrileño, sino más bien una versión caraqueña, simplificada, del Paso Doble canario. Y hubo además, aunque nunca tuvo mucha importancia, la Polka, igualmente hija de la Polka canaria con su carga de humor urbano. El Merengue y el Paso Doble tuvieron algo muy parecido a un renacimiento gracias al trabajo de los "Cañoneros" caraqueños, que no sólo los tocaban en fiestas y en actos públicos, sino que los grabaron para la posteridad. 

antañones

2. Región Occidental: El calipso es el genero musical de dicha región. Tiene su origen en la música antillana, que llegó a tierras del sur de Venezuela en manos de los inmigrantes atraídos por la explotación minera.
Posee tradicionalmente un ritmo pausado y cadencioso e incluye estribillos cantados en inglés y patois (francés criollo). En nuestro país, adquirió características propias, como la presencia del coro y el uso del cuatro, que lo diferencian del calypso de otros países del Caribe.
El Tambor principal, llamado "Bum - Bac" o Bubaco, Líder o Repinto, es el más pequeño y está elaborado en madera y sólo tiene un parche. La piel de chivo o de vaca es fijada al cuerpo del instrumento, con los dedos que entorna el ritmo que es repetido en forma de contrapunto por los otros tambores.

calipso

 

En la ejecución de este género participan los tambores cilíndricos o steel band, destacando entre ellos el tambor Bumbac y el tambor Grande, además cuatro y maracas.

3. Región Llanera: El llanero se acompaña en sus trabajos con el ganado, entonando cantos de arreo y de ordeño, libres e inspirados. En sus bailes o joropos, se usa la recia Arpa o Bandola Llanera junto con el Cuatro y las Maracas, para que el cantante dispare su voz en alto con coplas y contrapunteos de versos tejidos. Con pasajes, golpes y corridos, la música llanera ha representado a Venezuela como su principal género musical.

JOROPO LLANERO 5

 

El Joropo con su música identifica plenamente al venezolano. Su origen proviene del Fandango español y la música melismática (un grupo de notas cantadas sobre una misma sílaba) árabe. El fandango es una danza negro-africana, proveniente de la Guinea, que llegó a Las Antillas a partir de la dispersión de los esclavos traídos por la fuerza a América para las rudas tareas de la agricultura y la minería".

El baile que acompaña esta música al ritmo del arpa, el cuatro y las maracas, la pareja zapatea, mientras realiza sincronizados giros que simbolizan el sutil coqueteo de la mujer y el galanteo y caballerosidad del hombre ó el desafiante espíritu del llanero recio.

4. Región andina: La música andina es diferente a la del resto del país, y llama la atención en ella, aún cuando no es exclusivo de Los Andes, la presencia del violín como instrumento folklórico.
Hay manifestaciones y formas variadísimas, que demuestran que en buena parte fue Venezuela el territorio por donde más entraron los usos y costumbres de los españoles, especialmente de los canarios, para mezclarse con los de los indígenas y los africanos. En esa materia es mucho lo que falta por hacer, pero es también mucho lo que han hecho personas como Juan Liscano, Isabel Aretz, Luis Felipe Ramón y Rivera, Oswaldo Lares y, recientemente, instituciones como la Fundación Bigott.

Capítulo aparte merecen las expresiones de origen africano traídas a Venezuela por los esclavos en su migración forzada, y que reflejan el origen específico de quienes las practicaban y las siguen practicando. Fundamentalmente se encuentran en las regiones costeras y muy ligadas a las fiestas de San Juan y de San Pedro. No han escapado a cierta mezcla con lo indígena, pero es fácil identificarlas con las regiones de África de donde llegaron, por ejemplo, el Mina, la Curbeta, los Laures, los culo'e puya, integrados por tres tambores: Prima, Cruzao y Pujao, que se complementan con maracas y guaruras (conchas marinas).

5. Región Nor-Oriental: En el Oriente del país, especialmente en el Estado Sucre y en la Isla de Margarita, sobreviven varias de las formas musicales mejores y más puras venidas de España, o mejor aún, de las Islas Canarias: el Polo, la Malagueña, la Jota, a los que hay que agregar el Galerón.
En primera instancia, el Polo, que a veces es alegre y a veces triste en cuanto a lo que narra o expresa, es musicalmente alegre, y aunque llegó de las Canarias aquí se convirtió en venezolano al mezclarse con las formas musicales indígenas. Existe también y es casi idéntico, en Coro, al Occidente del país. La Jota es más bien melancólica, canto de pescadores, tal como la Malagueña, que se diferencia de la Jota en que es cantada en tono mayor y en que, sin duda, está bastante más cerca de la Malagueña canaria. El Galerón no es otra cosa que la Décima, con una melodía muy específica del Oriente que lo diferencia de la Décima occidental, especialmente de la zuliana.

TAMBORES

De igual forma, encontramos los golpes de tambor los cuales se han ligado al culto a San Juan y San Pedro, esta música se ha concentrado en la costa.

6. Región zuliana: Otra música muy popular en Venezuela es la gaita. Este género originado en la región del estado Zulia y es muy popular durante la estación de Navidad. La gaita unido al aguinaldo, conforman la representación nacional de la Navidad venezolana. Esta música folklórica es una de las principales en este país.

Algunos afirman que es producto del legado africano, y para otros es el resultado de la influencia española. No obstante, la opinión más popular es que se trata de la fusión de estas culturas con la indígena. Los más entendidos en la materia señalan que la gaita zuliana es descendiente de la gaita gallega, y que los primeros pobladores del Zulia organizaban parrandas donde cantaban décimas, aguinaldos, villancicos y fandangos, siguiendo el ejemplo de los colonizadores.

gaita

Actualmente la gaita ha desbocado una gran afición en todo el país y se le han agregado variaciones que la han hecho más rica, según algunos. Para otros, se ha degenerado de su tradicional origen.

En todo caso, es el ritmo por excelencia de la Navidad en Venezuela, y se ha convertido en un modo de celebrar, describir y denunciar una forma de vida, o una circunstancia histórica específica.

Los instrumentos necesarios para tocar la gaita son cuatro, tambora, charrasca y furro; aún cuando en lugares como Gibraltar y Bobures se interpreta sin furro, con una tambora grande y un tambor pequeño.

 

 Instrumentos musicales

Cada pueblo deja huella de los cantos y ritmos que por siglos le han identificado a través de lo único material que tiene la música. Sus instrumentos dan pista del origen, desarrollo y significado que ha tenido la música para aquellos a quienes han pertenecido. Por eso a través de nuestros instrumentos tradicionales podemos rastrear toda una historia de símbolos, afectos y mestizajes.

Arpa (cordófono, compuesto): De marco, sin aparato para modificar la afinación, diatónica. Básicamente consiste en una serie de cuerdas paralelas sujetas a un marco triangular, formado por la caja de resonancia, el clavijero y el mástil. La caja de resonancia, de forma piramidal en su cara principal tiene centrada una vena que sujeta las cuerdas, además de cuatro orificios, a diferentes alturas y tamaños, que permiten la expansión del sonido. El clavijero, cuya forma ondulada modula la tensión de las cuerdas, encaja uno de sus extremos en el vértice de la caja de resonancia. El mástil sirve de puntal entre la base de la caja y el otro extremo del clavijero. Posee un total de 35 cuerdas afinadas en escalas diatónicas, divididas en 12 cuerdas de acero para el registro agudo 23 que forman los registros medio y grave. Las cuerdas de metal dan la característica tímbrica de este tipo de arpa. Se ejecuta con ambas manos: la izquierda puntea el registro grave y la derecha el agudo. Esto crea dos voces melódicas claramente diferenciables que son tratadas en forma contrapuntística. Puede tocar los joropos tuyeros como solista, pero generalmente forma grupo con un cantante, quien a su vez ejecuta un par de maracas, recibiendo el conjunto la denominación local de arpa, maraca y buche.

arpa

 Bandolín (cordófono, compuesto, laúd): De mango, de cuello, de caja. Bandurria, órdenes dobles. La caja de resonancia del bandolín es plana y periforme, de tamaños variables según la localidad, con ocho cuerdas distribuidas en cuatro órdenes: primas y segundas de acero, terceras y cuartas entorchadas. Su afinación norma es la del violín, se ejecuta con plectro. Junto con el cuatro conforma el instrumental básico para interpretar distintas especies musicales del oriente venezolano, como galerones, joropos, jotas, malageñas y polos y se le puede añadir guitarra y maracas si el acompañamiento musical lo requiere.

bandolina

Cuatro (cordófono, compuesto, laúd): De mango, de cuello, de caja. Guitarra, órdenes combinadas. Ejecución digital.
Pequeña guitarra que se diferencia del cuatro tradicional por su encordado, compuesto de tres cuerdas simples y una cuarta doble. La afinación es igual al cuatro de órdenes simples, ya que las cuerdas dobles se afinan con el mismo sonido a distancia de octava.Se ejecuta con rasgueo, libre y apagado, según sea el ritmo de la especie que se interpreta.

cuatro
Es un instrumento particular del conjunto de cuerdas de la zona, que acompaña especialmente los golpes larenses, la música de las festividades de San Antonio – salves y tamunangue -, y los cantos de velorios – de Cruz, de santo o de angelito.

Maracas (membranófono, de golpe, directo): Tubular, cilíndrico, de una membrana. Abierto, en juego. Atadura de soga estaca. Tronco de aguacate, naturalmente seco en su interior, excavado hasta obtener un tubo, con una membrana de cuero de venado, previamente sujeta a un aro de bejuco y amarrado con sogas tensadas mediante cuñas incrustadas en orificios practicados en la pared del tambor. La diferencia entre estos tambores es su tamaño y forma de ejecución.

maracas

Furruco (membranófono, de frotación, con palo): Con palo suelto. Atadura de soga, con ligadura de tensión. Lata cilíndrica, envase de pintura, con una membrana de cuero atado con soga y tensado con cuerdas cruzadas horizontalmente. Para ejecutarlo se coloca una vara vertical sobre la membrana, la cual (previamente encerada) se frota con las manos hasta transmitir la vibración que produce el sonido que caracteriza al instrumento. Lo utilizan los conjuntos durante la Navidad, en las Parrandas de Aguinalderos.

furruco

Hebu Mataro (idiófono, de golpe, indirecto): Sacudimiento, de vaso, fruto. Maracas de gran tamaño con ranuras y dibujos simbólicos incisos en la superficie. Con un mango de madera que la atraviesa diametralmente, sobresaliendo en forma considerable, piedrecitas en su interior. Se ejecuta tomada con ambas manos describiendo círculos, lográndose un sonar muy particular. La utiliza el chamán en rituales mágico-religiosos y terapéuticos.

hebu mataro

 

El tambor Mina: Mide aproximadamente dos metros de largo, se toca apoyado sobre una horqueta, en posición diagonal con respecto al suelo. El ejecutante se ubica frente a la boca y percute con dos palos improvisando sobre una base rítmica dada. El cuerpo se percute, además, con dos o tres pares de laureles los que completan la base rítmica.

El tambor CurbataMide poco menos de un metro y se toca apoyada en el suelo en posición vertical, se percute con dos palos y mantiene la base rítmica de los toques. Estos tambores se ejecutan siempre juntos y acompañan el canto y el baile que se realiza durante la celebración de la fiesta de San Juan.

Tambor redondo o "Culo'e Puya" (membranófono, de golpe, directo): Tubular, cilíndrico, de dos membranas. En juego. Atadura de soga, con ligaduras de tensión. Cuerpo cilíndrico de madera de lano y parches de venado y pereza, sujetos entre sí mediante ataduras de guaral (hilo de algodón) en forma de W, que se tensan con cuerdas del mismo material cruzadas horizontalmente. El interior del tubo está cavado en forma de reloj de arena, con orificio en la cintura que permite una buena sonoridad. Se ejecuta apoyando en el suelo el extremo inferior del tambor. El músico lo toma entre sus piernas simulando montar a caballo, y percute el parche con la mano y un palito. Sus nombres varían según la localidad y se ejecutan en trío: 1.- Prima, Corrí'o, Quitimbá, Hembra o Bordón, de menor diámetro, mantiene la base rítmica del conjunto, sonido agudo. 2.- Cruza'o o Medio. Tamaño intermedio. Ritmo cruzado con respecto a la Prima, sonido medio. 3.- Puja'o, Macho o Grande. Es el más grande de los tres. Rítmicamente parte de una base determinada e improvisa constantemente, sonido grave. Se usan siempre acompañando el canto y el baile, principalmente durante la celebración de las fiestas de San Juan.

 tambores

 

Otras Noticias

boton cultura